top of page
POESIA

El jardinero del calvario

Vicente Nebot Nebot

1 de juliol de 2024, a les 7:00:00


Con nobleza y valentía mil batallas ha librado 

contra fieros enemigos, legión indomable de satánicas sombrías 

con conciertos melodiosos de acentos enardecidos, 

su valerosa azada en mágica armonía, al fin fue alzada la victoria  

al recinto dio brillo con olor a misterio de pasión y,  

las esencias de las gracias al olvidado jardín perfumaron. 


¡Qué gran jardinero! Si tuviese un gran señor 

inundado de bendiciones y negras soledades, 

jardín del calvario de dolorosa muerte y resurrección 

de fervoroso recogimiento que por la fe fue recreado 

¡Fiel jardinero! De alma entristecida en hondo desconsuelo

 la flauta y el tambor le anuncian la cruz dolorosa del otoño. 


Por las sendas jardineras, tranquilo, noble y reposado 

el jardinero, todo coraje, navega con pesadas angustias y majestad callada

su azada que ayer fue orgullo y gloria hoy es una antorcha que se apaga

 y al jardín esparce sus últimas cenizas. 

El jardinero se está quedando sin jardín y el jardín sin jardinero

 ambos bendecidos, hacia los altos buenos cielos, avanzan. 


Su amoroso proceder de noble gentileza fue espléndido y glorioso

 pero sus tortuosos andares ya no son cascadas de armonía

 aunque su piedad y honor están intactos,  

su servicial frente erguida y gallarda  

con aroma a corazón fresco y honrado, ya busca 

con faz llorosa el regazo del tierno jardín, la eternidad de todos los instantes. 


El jardinero sus ojos agita con cien resplandores 

cuajado de lágrimas que le sirven de alimento 

en curar sus atribuladas melancolías  

ahuyentar sus espinas y coger fuerza en la ternura 

conservar las perlas de su jardín con aquel desamparo  

que en tiempos de soledad y sequía con gruesos lagrimones riega. 


El jardinero de los cielos, borda de vistosas flores, sus sueños

 con el corazón palpitante, mirada levantada al cielo 

las manos enlazadas con visión gloriosa, implora  

que las oscuras sombras no aceleren sus pasos. 

Los cielos se emocionan de alegría, se enternezcan con sus penas

 y… recuperar su mágica azada de grandes rosarios de amores.

COMENTARIS

Per a comentar cal iniciar sessió

Comments
Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page